Dot Kirolak

«La unión hace la fuerza…»

UNAI BALENCIAGA (Entrenador del Padura B y contertulio de EUP!)

Unai Balenciaga en la imagen

¡Y se echaba de menos! Volver a ver en este inicio liguero San Mamés poblado con cada vez más público es un soplo de vida para tod@s, y sólo de pensar en volver a verlo lleno como en las grandes noches coperas o europeas, se le ponen a uno los pelos como escarpias.

Llevamos casi un lustro (desde el fin de la era Txingurri) en el que el matrimonio Club-Afición parece que se ha ido separando a todos los niveles: varios entrenadores, cambio de Junta Directiva, no hemos vuelto a Europa… y aunque es cierto que hemos tocado la gloria en forma de Supercopa cuales leones heridos, pero no muertos, y la hemos acariciado con dos finales de Copa del Rey consecutivas… no se terminaba de ver esa comunión de antaño tan necesaria en nuestro Club.

El Athletic, por nuestra filosofía como Club e idiosincrasia como Sociedad necesita de esa retroalimentación equipo-afición que entre unas cosas y otras (pandemia incluida) ha ido diluyéndose.

No somos un Club acostumbrado a cromos nuevos en forma de fichajes cada temporada, pero tampoco los necesitamos, ya que esos cromos nuevos son nuestros cachorros. Esos sí que nos ilusionan. Eso… y ver un Athletic reconocible y valiente. Tan ilusionante y valorado, como innegociable.

Este año parece que se cumplen estos dos requisitos, la parroquia los vislumbra y el equipo percibe ese arrope y calor. ¡¡Y desde principio de temporada… viento en popa a toda vela!!

A mí, crítico y refunfuñón por naturaleza, me gusta lo que veo. Y me gusta porque veo brotes verdes a corto, medio y largo plazo. Más de un@ y de dos pensarán que es pronto, que ya se verá… pero lo que es indiscutible es que el horizonte se ve de otra manera.

El Athletic de Marcelino García Toral es un Athletic con un trabajo a destajo detrás. Un equipo en el que el bloque está por encima de lo individual, que incomoda y presiona al rival a lo largo de todo el campo durante los 90 minutos de partido, y que con balón busca la portería con velocidad y verticalidad.

El asturiano es un trabajador persistente. Un incansable ganador, cuyo liderazgo en la caseta por currículum, conocimientos y personalidad está fuera de toda duda.

La plantilla (un acierto el descenso en número de efectivos para poder trabajar con todos) ha interiorizado perfectamente su innegociable 4-4-2, así como su disposición en bloque alto con las líneas juntas y estrechas, y lo ejecuta con brillantez. Marcelino ha tenido una pretemporada entera para trabajarlo y se ha visto desde los primeros amistosos que el Athletic va a ser un equipo incómodo y difícil de batir para cualquier rival.

Si bien el estreno liguero en Elche pudiera parecer un tropiezo por las grandes expectativas generadas durante los envites de pretemporada (sobre todos los duelos contra los rivales alemanes e ingleses), no hay que olvidar que en la Liga todos los equipos van a presentar batalla sobre todo en sus feudos.

Contra el Barcelona en cambio, en el añorado y emocionante reencuentro con la afición, se jugó probablemente uno de los mejores y más completos partidos en años, minimizando en muchas fases del partido a un equipo que pocos meses atrás nos había arrebatado la final de Copa apabullándonos de inicio a fin.

Una semana después, se ganó en Vigo y el Sábado pasado se consiguió ganar tras mucho tiempo por fin dos partidos consecutivos en Liga.

El bagaje tras cuatro jornadas son 8 puntos de 12 posibles y tan solo 1 gol encajado en los tan solo 6 remates a puerta recibidos. ¡Casi nada! Números de equipo grande, y no sólo números, sino también sensaciones. El equipo transmite una seguridad y fiabilidad defensiva de equipo “de los buenos”, y da la sensación de que, si se consigue acertar cara a portería, la victoria va a estar muy cerca.

Otro dato más ilusionante aún es la cantidad de jugadores que están adquiriendo protagonismo. No podemos obviar que 3 de los 4 defensas titulares de la pasada temporada y que fueron de lo mejor del equipo, no están jugando por lesión, lo que hace aún más meritorios los números defensivos.

En la parte ofensiva hay cada vez más cachorros participando en el verde… ¡y de qué manera! ¿Tenían que tirar la puerta abajo? ¡La han hecho añicos! Es hablar de los Sancet, Villalibre, Nico Williams, Zarraga, Vencedor, Vivian, Serrano, sin olvidarnos de Agirrezabala, Artola, Morcillo, Prados… y ¿quién no se va a ilusionar viéndolos? Son nuestro mayor tesoro. Aún así, paciencia. Despacito y buena letra. Hay que gestionar muy bien estas irrupciones para no crear juguetes rotos, y es otra de las cosas que Marcelino y su cuerpo técnico están sabiendo hacer muy bien.

Que Lezama funcione de esta manera es lo mejor que le puede pasar al Athletic. Sacar jugadores de la casa, de corazón zurigorri y sentimiento Athletic. Por suerte, además, tenemos un entrenador en el primer equipo muy experimentado y conocedor de esta necesidad y a la vez fortaleza del Athletic. Su trabajo durante años en Mareo ayuda también.

Habrá que ver la evolución que tiene el equipo en las próximas jornadas y semanas, pero con la confianza y solidez táctica que están mostrando los rojiblancos, es difícil no motivarse con hacer una bonita temporada que nos lleve nuevamente a competir por todo en Copa del Rey y Supercopa, y en la Liga por qué no… volver a Europa, ¿que ya toca!

En el Deporte como en la vida, y no va a ser diferente en el fútbol, nadie puede asegurar resultados, pero sí trabajo. Y con el trabajo bien hecho, estaremos más cerca de todos esos sueños.

Trabajo, Sacrificio, Compañerismo y Unión. La Unión hace la Fuerza, en el césped, en la grada y en nuestras casas. No me cabe duda de que afición y equipo van a ser uno en la Catedral y fuera de ella (afición rojiblanca se ve en todos los campos), y eso va a ser un intangible vital para los leones. Así que mantengámonos unidos, confiemos, disfrutemos y apoyemos al equipo, que parafraseando a nuestro capitán Iker Muniain… 50000 tí@s contra 11, es mucha superioridad.

AUPA ATHLETIC!! EUP!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *